Yo, Hammurabi, rey de Babilonia, establecí la Justicia en el mundo para destruir la maldad y evitar que los poderosos opriman a los débiles” (1760 AC.)