LA TUMBA DEL REY

thumbnail_IMG_20190423_145347(1)Memorias extravagantes e impúdicas de un manuscrito muy antiguo donde se inserta una biografía en algunos pasajes del Antiguo Testamento de la Biblia alterados y dramatizados, combinados con tramas en contexto histórico real y reflexiones filosóficas del tipo existencialista: ¿Quién es el Rey Inmortal desde que el hombre está en la tierra? ¿No es una contradicción tener una tumba en inmortal? Donde podemos encontrar esta tumba hoy en día? Maher-has-Baas trató de responder por nosotros a estas cuestiones en sus memorias. Segundo hijo del profeta Isaías de Israel, que vivió en el siglo VII antes de Cristo, en el máximo esplendor del Imperio Asirio. En la Biblia su nombre sólo se menciona con motivo de su nacimiento cuando Dios se aparece al profeta Isaías y le dice: “Toma para ti una tabla grande y escribe sobre ella con estilo de hombre mortal: ‘Maher-Salal -Has-baz ‘. Dirás así a tu hijo, porque su nombre es profético de desolación “. El resto de su vida fue omitida. Sin embargo manuscritos antiguos citan pensamientos de Maherhasbaaz en arameo. La redacción aramea es del siglo VI aC, ya que es conocida de los judíos de la colonia de Elefantina (Alto Egipto). Con todo, muchas de sus sentencias aparecen ya en los textos asirios del siglo VII aC, en la biblioteca cuneiforme de Asurbanipal (668-626 aC). El número de sentencias y reflexiones filosóficas del tipo existencialista atribuidas a Maherhasbaaz se fue aumentando, así, en la versión Peshitta del siglo II aparece más voluminoso. Sin embargo, en nuestros días han llegado nueve manuscritos, cuando muy posiblemente debió haber muchos más, ya que se observan lagunas cronológicas entre unos y otros.

0.cover - copia - copia.jpg    1 portada la tumba del rey - copia

Sus memorias son una paráfrasis grotesca de relatos de la Biblia, sin que podamos saber con certeza qué fue primero: los libros canónicos “inspirados”, los mitos universales antiguos o la biografía de Maherhasbaaz. A los tres casos una verdad prevalece: son las mismas historias contadas desde tres puntos de vista. En todo caso, es una puerta abierta a otro mundo, a otra época y en otras vidas.  El protagonista reflexiona, a veces de manera extemporánea y abrupta sobre el sentido de las “guerras santas” en los propósitos de Yavhé, Assur, Marduk, o cualquier otro dios futuro. Si estas guerras no invalidan totalmente a Dios como ser creado por el Hombre, y no al revés. La misma primera frase de la introducción “Según el eminente semiótico Jacopo Belbo…” es una referencia a la novela favorita del autor, e indica el tono grotesco  en el que se desarrollará toda la obra.                                                                                                                         Envio por contrarrembolso                                                                                                                 conde1900@hotmail.com                                                                                                                           Tel. 695634795

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s