EL ORIGEN DE LA TRAGEDIA

No hay trazas de que los griegos pensasen que había que cargar de desesperación el arte (…). Es más probable que estuviesen de acuerdo con el punto de vista de que es ocupación de las artes compensar la vida creando lo que, por lo general, la vida se niega a crear: individuos de extraordinario valor y belleza, momentos despojados de toda trivialidad. Un pintor moderno dijo: “Pinto como un bárbaro en una edad bárbara”. Un griego podía haber replicado: “Si tu tiempo es bárbaro, tal es la razón más contundente y posible para no pintar como un bárbaro”.
K. Dover (ed.), Literatura en la Grecia Antigua, Madrid, 1986, pp. 19-20.

El origen de la tragedia fue escrito por Nietzsche bajo el influjo de las ideas de Wagner, en quien descubrió el prototipo del artista trágico destinado a renovar la cultura contemporánea. Pero también de las ideas de Schopenhauer, cuya obra le había dejado fascinado. ´´Dejé que aquel genio enérgico y tenebroso comenzase a actuar sobre mí. En cada página la renuncia, el rechazo, la resignación elevaban la voz: tenía ante mí un espejo en el cual contemplé… el mundo, la vida y mi ánimo mismo. Allí, semenjante al sol, estaba fijo en mí el gran ojo del arte, separado de todo; allí veía yo enfermedad y curación, exilio y refugio, infierno y paraíso.´´ Siguiendo las huellas de Schopenhauer, Nietzsche piensa que la vida es un irrealidad vieja y cruel, dolor y destrucción. El arte es lo único que puede ofrecer al individuo la fuerza y la capacidad necesaria para afrontar el dolor de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s