Locas Historias que no entraron en la Biblia

http://ateismoparacristianos.blogspot.com.es/2016/08/10-locas-historias-que-no-entraron-en.html

 

 
El bebé Jesús domador de dragones
Después del nacimiento de Jesús, Herodes envió a hombres para liquidar al bebé. Pero nuestra Biblia no entra en muchos detalles sobre cómo Jesús se escapó. Solo dice que María y José se escondieron en Egipto por un tiempo.
Eso habría cambiado, sin embargo, si el Evangelio de Pseudo-Mateo hubiese estado. Según este libro, María y José trataron de esconderse en una cueva, sólo para encontrar que estaba llena de enormes dragones que escupían fuego.
Sin embargo, eso no le importó al niño Jesús de apenas un mes de edad. Jesús saltó de los brazos de su madre, se acercó a los dragones, y les miraba fijamente de arriba abajo hasta que “se retiraron”. Entonces el niño Jesús se volvió hacia su madre aterrorizada y le dijo: “No me considero un niño pequeño”. Porque, resulta que Jesús quería que su madre dejase de mimarlo y tratarlo como a un bebé.
_____________
 
Jesús va a una matanza.
En el Evangelio de la infancia de Tomás, Jesús de 5 años de edad va a una matanza. El libro comienza con el Niño jugando en una piscina de agua y convertiendo la arcilla en pajaros vivos. Cuando otro niño le arruina su juego salpicándolo de agua con un palo, Jesús maldice al niño que se “marchita como un árbol” y lo deja morir.
Poco después, alguien se tropieza con Jesús. Y puesto que Jesús no se anda con tonterías, declara, “¡No has de interferir!”; Y el niño cae muerto.
El pueblo se preocupa por los hábitos asesinos de Jesús, y le piden a José que discipline a su hijo. Él lo intenta, pero Jesús no se disculpa, ni promete cambiar su comportamiento, ni trae a alguien de nuevo a la vida. Por el contrario, maldice a la mitad de la ciudad con ceguera.
________________
 
La serpiente en realidad trataba de ayudar.
El libro gnóstico “El Testimonio de la verdad” vuelve a contar la historia del Jardín del Edén, excepto que la serpiente no es el diablo esta vez. No es más que un animal particularmente inteligente, y Dios simplemente lo llama “Diablo” porque está enojado.
El gran cambio, sin embargo, se produce al final de la historia. Comienza con “¿Pero qué clase de tipo es este Dios?”. Y luego empieza a nombrar todas las partes extrañas de las historias sobre Dios, sobre pretender no saber donde estaba Adán y sobreexagerando de más al comerse un higo. El libro inclusive llega a decir que Dios “¡ha demostrado ser un resentido malicioso!”
A pesar de que suena como un libro antirreligioso, en realidad es un texto cristiano nos muestra una visión singularmente compleja de Dios. Aún así, es fácil entender por qué éste no se encuentra en su Biblia.
_____________
 
El apóstol Juan le habla a las chinches.
Otro libro llamado “Los Hechos de Juan” cuenta la historia del discípulo de Jesús en sus propios viajes. En este libro, Juan es capaz de realizar milagros, pero son menos impresionantes que los de Jesús.
Por ejemplo, Juan se acuesta en una cama en una posada, pero no puede dormir debido a que está infestada de chinches. En lugar de presentar una queja con el gerente, Juan le dice a los insectos, “¡pórtense bien!”; y hace que todos ellos salgan de la posada.
Por la mañana, las chinches están esperando pacientemente fuera de la puerta para que Juan los deje entrar de nuevo. “Puesto que os habéis comportado muy bien”, les dice Juan como un padre cansado tratando de establecer su derecho frente a los niños, “pueden regresar a su lugar.”
_____________
 
San Pedro utiliza un perro que habla como un mensajero
“Los Hechos de Pedro” cuenta la historia del discípulo Pedro (mejor conocido como el primer Papa de la Iglesia Católica) que, al parecer, pasó la mayor parte de su tiempo en batallas con magos.
En particular, Pedro se enfrenta a un hombre llamado “Simón el mago”, un brujo que molesta a Dios. Pedro llega a la ciudad para hacer frente a Simón en el enfrentamiento más extraño.
Para demostrar que es servidor de Dios, Pedro le da a un perro el poder de hablar y lo envía a llamar a Simón. El perro lo hace, pero Simón no está impresionado. Él le dice al perro, “Dile a Pedro que no acepto”.
La mejor parte de la historia es que el perro le dice a él en voz alta: “Tienes aquí a un tonto animal enviado a ti que recibió una voz humana,” le dice el perro, antes de que finalmente acaba preguntándole, “¿No te da vergüenza?”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s